•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Exceso de velocidad y estado de ebriedad son las causas que originaron el accidente que costó la vida del mexicano José Alberto Concepción Carro, de 22 años, quien viajaba junto a tres coterráneos más en el vehículo placa M178-645.

El accidente ocurrió la madrugada del martes en el kilómetro 14 carretera Masaya-Ticuantepe, cuando al parecer Jorge Hernández Cerritos, de 35 años, conductor del vehículo, hizo un giro indebido y perdió el control del automotor, colisionando contra un poste metálico que sostenía el rótulo que da la bienvenida al municipio de Ticuantepe.

En el vehículo viajaban Alejandra, de 30 años, quien resultó con la clavícula derecha quebrada, y Roberto Lucas Pérez, de 29,  con fracturas en sus piernas, ambos también de origen mexicano.

Contra poste
“El impacto fue tan fuerte que el carro se partió en dos, milagrosamente no murieron todos los ocupantes, porque como quedó ese vehículo es increíble que solo uno falleciera”, dijo Antonio Cruz, quien labora como vigilante en un local cercano al suceso.

Miembros de los bomberos y de la Cruz Roja trasladaron a los lesionados al centro de salud de Ticuantepe y luego los remitieron a un centro hospitalario, pero el conductor del carro se negó a recibir asistencia médica.

En el Distrito V de la Policía el caso se tipificó como colisión con objeto fijo y homicidio imprudente.

En León
Otro  que falleció en accidente de tránsito es el adolescente Josué Ramírez, de 15 años, quien viajaba como ayudante en el camión, placas M 217-522, que trasladaba jícaros.

El incidente se produjo en el kilómetro 185 de la carretera León- San Isidro, cuando aparentemente Álvaro Díaz Pérez perdió el control del pesado automotor y dio tres volteretas, quedando prensado el joven, ya que viajaba en la parte trasera.

Los ayudantes, Carlos Alberto Manzanares, Cristian Marín y Juan Carlos Díaz, resultaron con lesiones leves.