• |
  • |
  • END

Llegó a la laguna de Xiloá con dos amigos, para seguir la “fiesta” que inició al salir de vacaciones de Navidad y Fin de Año, pero el destino le hizo una mala pasada a José Manuel Reyes Ramírez, de 50 años, quien pereció ahogado este lunes.

José Roberto Munguía Jiménez, de 30 años, vecino y amigo de José Manuel, dijo entre sollozos que trató de auxiliarlo, le dio respiración boca a boca tres veces, pero fue imposible revivirlo. Munguía manifestó que su mayor preocupación era que diría a la viuda de José Manuel, quien según él “es clavista”, y los vio salir juntos.

Los agentes de la Primera Delegación de Policía se presentaron a realizar las investigaciones preliminares del caso y confirmaron que se trata de una muerte por sumersión, porque el cuerpo no presenta rasgos de violencia.

Hasta el segundo portón de la laguna de Xiloá se presentaron familiares del fallecido, quienes solicitaron a la Policía y al Instituto de Medicina Legal que no se llevaran el cuerpo, porque estaban claros de que había muerto ahogado.

La víctima habitaba en el barrio Tierra Prometida, de Managua