•  |
  •  |

Con el pretexto de pedir agua, Jerson Junior Méndez, de 28 años, llegaba a las viviendas y estudiaba si sus posibles víctimas estaban solas o no, luego entraba violentamente y con machete en mano las introducía al interior de la vivienda, donde las maniataba para violarlas.

La Policía Nacional le achaca dos violaciones agravadas, una tentativa de violación, una violación frustrada y abuso sexual a tres niñas de 10, 9 y 4 años de edad, para un total de siete víctimas.

Las autoridades capturaron a Méndez el martes último y le ocuparon vestimentas oscuras, tres machetes, tres pasamontañas y la bicicleta azul que utilizaba para concretar los ilícitos.

“Ni modo, todo lo que digan aquí tengo que echármelo, una (de las víctimas) me reconoce, yo la enamoraba; me pedía que llegara y ahora dice que es violación, lo acepto”, alegó el detenido.

Olvidado
El comisionado Javier Martínez, segundo jefe policial en Nueva Segovia, dijo que la mayoría de las evidencias las recuperaron en casa de las víctimas, donde supuestamente las dejaba “olvidadas”.

“Los materiales ocupados serán examinados para encontrar elementos que aporten el ADN del individuo para fortalecer la acusación”, refirió Martínez.

“Las menores de edad señalan que el detenido llegó a pedirles agua y aprovechó para llevarse un celular. Ellas lo reconocieron por las patillas, la dentadura postiza y el metal amarillento, así como la bicicleta. Las menores sufrieron abuso sexual, no violación”, ratificó el jefe policial.

Graves secuelas
Jahaira Tórrez, asesora legal de “Mujeres Oyanka”, organismo que está brindando atención psicológica a las víctimas, mencionó el caso de un niño que presenció el abuso que sufrió su progenitora.

“El niño le pregunta a su papá: ‘¿Qué va a hacer con el hombre que casi mató a mi mamá?’; esta familia también necesita una terapia psicológica para superar el trauma”, señaló la especialista.

La Policía aclaró que a Reynaldo Antonio Ordóñez Pineda, de 21 años, presentado el lunes como  violador en serie, solo se le atribuye un abuso sexual y es un caso aislado, pero reunía las mismas características que los delitos imputados a Jerson Junior Méndez.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus