• Matagalpa, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El fin de semana último murieron tres personas de forma violenta en diferentes hechos, uno de los casos se dio en la comarca San José de Dipina, municipio de Waslala, donde se encontró el cuerpo de Asael Cano Guillén, quien había desaparecido desde hace días y fue encontrado con una herida en el cuello.

La Policía identificó a los autores del crimen como Javier Blandón Amaya, de 29 años, y los hermanos Marlon y Ramiro Alvarado Blandino, de 24 y 26 años, respectivamente, quienes están prófugos.

El segundo caso se registró en la comarca Santa Fe, municipio de Muy Muy, donde Salomón Pérez Jarquín, de 40 años, falleció de 16 estocadas que le perforaron los pulmones y el corazón.

La última víctima de hechos sangrientos es Mario Ochoa Mercado, de 38 años, quien recibió un balazo en la cabeza a manos supuestamente de Crisanto López Herrera, por rencillas personales.