•  |
  •  |
  • END

Cinco personas fueron detenidas en las inmediaciones de la Esso-Metrocentro, entre ellos el boxeador profesional identificado como Evans Quins, porque “inocentearon” a la Policía antes del Día de los Inocentes, haciéndoles creer que transportaban cinco kilos de cocaína, pero era mentira.

La Policía arrestó a los “graciosos”, incluido el boxeador, quien muy sonriente dijo: “A mí me mandaron a hacer esto, para probar (la eficiencia en) el trabajo de la Policía Nacional”.

El hombre no explicó quién lo mandó a burlarse de la Policía, ni la institución lo reveló, porque la vocería guardó silencio ayer.

Lo que sí se conoce es que de la P del H, dos cuadras al sur, un hombre y dos mujeres contrataron los servicios del conductor del taxi Hyundai, blanco, placas M 08229, de la cooperativa Momotombo, por una hora.

“Me iban a pagar 150 córdobas por andarlos en varios lugares una hora, pero llevaban en el maletín negro, yo no sabía que era“, comentó el taxista, que no quiso identificarse.

El taxi se encontró en la Rotonda Rubén Darío con el boxeador y otro hombre, quienes iban a bordo de la Toyota Prado, plateada, placas M 059-579, donde todos fueron capturados.

Los curiosos que llegaron a ver el operativo de incautación de la falsa droga, comentaron que si no fue una broma, era una distracción para pasar cocaína de verdad por otro lado, o quizá los “inocenteados” fueron los detenidos, o probablemente querían estafar a alguien.