• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

Tratar de evitar un robo le costó la vida a Carlos Enrique Gutiérrez González, de 44 años, la noche del lunes, al recibir un impacto de bala en el tórax.

El homicidio se dio a eso de las 6:00 p.m., en Santa Ana Sur, afuera de la vivienda del occiso, quien intentó persuadir a Wilfredo López, de 18 años, alias “Tito la renta”, y a otro identificado únicamente como “Pancho”, para que no cometieran un robo.

“Los vagos (López y su acompañante) querían asaltar a un muchacho que es del otro barrio, (Santa Ana Norte), le estaban tirando piedras y mi hermano (Gutiérrez) les dijo que lo dejaran en paz. Que se calmaran porque podían herir a alguien de la familia”, comentó Maribel Gutiérrez, hermana de la víctima.

Tres disparos
“Sin embargo los tipos atacaron la casa a pedradas y seguían insultándonos, se llamó a la Policía y brillaron por su ausencia. Tampoco nos han informado nada acerca del caso”, se quejó otra de las parientes del occiso, quien prefirió no identificarse.

“El tipo (López) le dijo: ‘Espérame que ya vengo’ y regresó con una pistola, todavía mi hermano trató de persuadirlo, para que no arruinara su vida porque estaba joven y el sujeto le contestó: ‘Ah ahora estás c…, vengo a matarte’ y acto seguido realizó tres disparos y uno de ellos le dio en el pecho, aunque lo llevamos al hospital, falleció en el trayecto”, recordó la pariente.

“Le exigimos a la Policía que patrullen más estas calles, porque ya no aguantamos esta robadera, no es la primera vez que muere una persona inocente”, manifestó otro de los familiares.

Vecinos y amistades de Gutiérrez también se quejaron de la falta de vigilancia de los agentes del orden.

Extraoficialmente se conoció que López fue detenido por las autoridades del Distrito II de Policía, quienes investigan el homicidio, pero hasta el momento no han dado información oficial.

Gutiérrez laboraba en mantenimiento de fibra de vidrio a los carros de venta de helados ambulantes. Sus restos descansarán en el cementerio General.