Orlando Barrios
  • Masaya, Nicaragua |
  • |
  • |

Las altas temperaturas que azotan al país obligaron a los familiares de Gabriel José Borge García, de 18 años, a refrescarse con un “chapuzón” en el sector de Venecia, en la Laguna de Masaya, pero el paseo terminó con la vida del joven.

El teniente Carlos Pichardo, del área de comunicación del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya, informó que recibieron una llamada de emergencia pidiendo auxilio en el sector de Venecia, adonde llegaron cinco bomberos y la Unidad de Rescate.

No sabía nadar
Uno de los testigos indicó que la víctima no sabía nadar y que había ingresado en compañía de unos primos en las cálidas aguas de la laguna, pero desapareció ante la vista de ellos.

“En la recuperación del cadáver hubo mucho obstáculo, se necesitó la ayuda de un lugareño para utilizar un instrumento de pesca y a unos 10 metros de profundidad se recuperó el cuerpo”, dijo Pichardo.

El médico forense determinó que Borge murió por sumersión, descartando así mano criminal en el deceso.

El cuerpo del infortunado se trasladó a la comunidad Los Encuentros, en La Concepción, de donde era originario.