•  |
  •  |
  • END

MASAYA

El joven Álvaro José Molina Martínez, de 23 años, falleció desangrado después de recibir cuatro estocadas, tres en el pecho y una en el abdomen, por parte de Juan José Mendoza Miranda, de 18.

Según los testigos, el hecho se dio porque el homicida llegó a la casa de Molina para reclamarle unos zapatos que según él se le había robado, y como Álvaro José negó el robo, su victimario “le dejó” ir cuatro puñaladas.

La esposa de Molina aseguró que el robo de los zapatos no es cierto, porque esa noche Álvaro José estuvo con ella y sólo salieron al parque, donde se tomaron varias fotos.

Molina deja a la orfandad a tres menores, entre ellos uno de tres años. Sus familiares piden que se haga justicia, porque era un buen hombre, excelente padre, esposo e hijo.

La madre de Molina presenció el crimen, por lo que no pudo dar declaraciones. Mendoza huyó después del hecho y se escondió en la casa de una vecina, pero el dueño de la propiedad llamó a la Policía de Masaya para que arrestaran al homicida.

Al llegar al lugar, la Policía se encontró con un grupo de personas que querían linchar al homicida,
El crimen se dio ayer a las nueve y diez de la mañana, de la iglesia San Sebastián una cuadra al sur y media al este, en el barrio Monimbó.