•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La tranquilidad de la calle El Calvario de Masaya se interrumpió en el momento en que las llamas destruían, poco a poco, las instalaciones de InstaCash y una vivienda, en horas de la noche del pasado viernes.

“Un trabajador de un taller de calzado de enfrente llegó a avisarme que salía humo de InstaCash. Tomé a mis niñas, una de ellas estaba dormida y logré salir. Si hubiese visto, te hubiese dado miedo. Cómo salía el humo por debajo y se escucharon explosiones”, dijo doña Fátima Rodríguez, quien junto con su familia solo quedaron con la ropa que vestían.

La perjudicada mencionó que “los bomberos no podían entrar y el fuego se apoderó de su casa, tenía un abanico encendido, pero noté que la luz no encendía, ando ropa prestada, estoy esperando al alcalde y el peritaje, porque no sé si InstaCash va a responder, porque si hubiese iniciado en mi casa, estuviera con ese clavo”.

Pide ayuda
La perjudicada hace el llamado a las autoridades: “Que me ayuden a reparar mi casa, porque ‘la armé de tuquito en tuquito, pero ahora lo que es el techo y las paredes no sirven porque están quemadas, la casa tienen que botarla toda”.

Por su parte el teniente Erick Rivas, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Masaya, explicó que la llamada la recibieron a eso de las 6:30 p.m. y demoraron dos horas para controlar el fuego, porque en el sector no había agua en ningún hidrante y el único que tenía poco caudal dilataba 15 minutos para llenar las unidades.

“Los daños son totales, tanto en InstaCash como la casa vecina --de doña Fátima Rodríguez”, señaló el teniente Rivas.

En tanto, Tylor Puerto, administrador de InstaCash, aseguró que esperaban al equipo de Investigadores de la Dirección de Averías, Explosivos e Incendios (Avexi), quienes deben de determinar el origen del siniestro.

“Se cerró normal a eso de las 4:30 p.m., a las 5:00 p.m. se retiró el personal y a las 6:30 p.m. nos llamaron dando la noticia. Los bomberos dilataron para sofocar el incendio. Y a eso de las 4:00 a.m., de ayer sábado, volvieron con sus unidades, porque un trozo de madera estaba tomando fuego”, relató Puerto.

El administrador de InstaCash manifestó que se perdió un montón de equipos electrodomésticos. “Las pérdidas son bastante considerables, frutos del esfuerzo de los dueños. No podemos hablar de millones de dólares, pero sí es cuantiosa”, externó Puerto, quien agregó que como casa de empeño no puede optar a un seguro y ya han realizado tres intentos, pero no han podido obtener ese respaldo.