Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

MURRA, NUEVA SEGOVIA
Everth Antonio Herrera Zambrana, de 23 años, fue ultimado de un balazo de fusil AK que hizo un policía, mientras forcejeaba con otros dos agentes del orden.

El muchacho, violento y en estado de ebriedad, quiso entrar por la fuerza a un bar de la remota comarca El Rosario, jurisdicción de este municipio.

Según la información oficial de la Policía, detallada en un boletín, el hecho sangriento ocurrió a las ocho y media de la noche del jueves 25 de diciembre.

Indica el boletín policial que los agentes de vigilancia y patrulla Rodolfo Javier Espinoza Ríos y Lázaro Martínez, se encontraban cenando en dicho bar, cuando se presentó Herrera Zambrana, totalmente borracho y armado de una tahona, exigiendo atención a la dueña del local, Socorro Masís.

Ante la negativa de la dama, que optó por cerrar las puertas, el singular cliente intentó penetrar por una puerta trasera del negocio, por lo que los policías le llamaron la atención y lo retiraron con rumbo a la calle, donde acrecentó el escándalo y la furia.

Los gendarmes trataron de controlarlo, pero el individuo se enfureció más, y se trenzó con los agentes en una lucha cuerpo a cuerpo, con la intención de arrebatar el arma a un policía.

“En el forcejeo, Herrera Zambrana sacó un cuchillo, tiró filazos a los oficiales, que al no poderlo controlar realizaron disparos, al parecer preventivos, pero uno le impactó en el maxilar inferior derecho, provocándole la muerte de manera instantánea”, cita el informe policial.

Ambos agentes están bajo investigación, mientras se esclarece el hecho.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus