Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Más tardaron la Policía y el Ejército en capturar a dos de los cuatro plagiarios que participaron en el secuestro del productor cafetalero Ángel Enrique García Díaz, de 27 años, de su esposa, Heylen Castro, de 20, y del pastor evangélico Judith Alcántara Urbina, que el juez de Audiencias en mandarlos con detención preventiva a sus casas.

La versión fue confirmada por la subcomisionada Junieth Cano Valle, a cargo de la Secretaría Técnica de la Policía de Jinotega. Resulta que ahora el productor y su familia se encuentran atemorizados porque el martes nuevamente aparecieron cuatro hombres armados, husmeando por su propiedad, y temen que sean los mismos que los secuestraron y que ahora quieran matarlos.

“Estos muy asustado, porque dos de estos elementos fueron puestos en libertad y ayer aparecieron nuevamente por mi casa , por eso pido a las autoridades castigo para estos elementos y protección para mi familia”, dijo vía telefónica a END el productor Ángel Enrique García.

Rebajaron
Cabe destacar que el pasado 27 de diciembre, García Díaz, su esposa y el pastor de su comunidad fueron secuestrados por cuatro elementos, quienes a cambio de sus vidas exigían la cantidad de 250 mil córdobas, pero rebajaron hasta cien mil. Pero fuerzas del Ejército y de la Policía lograron la ubicación de dos de los captores y evitaron que la familia entregara el dinero.

El hecho se registró a las 12 del mediodía en la Hacienda Santa María, en la Comarca El Sardinal, municipio de El Cua, departamento de Jinotega, cuando los delincuentes aparecieron de sorpresa, armados, vestidos con ropa militar y con los rostros cubiertos, y bajo intimidación se llevaron a sus víctimas hacia unos cafetales, donde los mantuvieron cautivos durante cinco horas.

Según la subcomisionada Cano, los dos detenidos responden a los nombres de Inocencio Montenegro y Rodrigo Rafael Zamora Kraudy. Ambos fueron ubicados en sus casas, el mismo día del secuestro, pero el lunes quedaron libres.

“Lamentablemente fueron puestos en libertad con medida de detención domiciliar, pese al serio peligro que representan fuera de la cárcel, principalmente para las víctimas de estos elementos”, dijo.

Cano informó que los presuntos autores del delito fueron puestos en libertad el lunes y ayer martes se recibió información respecto a que cuatro elementos armados se disponían a ingresar a la casa del productor García Díaz, por lo que se presume sean los mismos que intentaron plagiarlo.

A juicio de la subcomisionado Cano, la detención de este tipo de delincuentes debería ser aprovechada por las autoridades judiciales para que queden detenidos y para que sean castigados con todo el rigor de la ley, ya que además de participar en este tipo de delitos amenazan a sus víctimas, las golpean y les dejan traumas psicológicos que perduran toda la vida.

“Nos debemos poner en el lugar de las víctimas para que se aplique la ley con todo el rigor que se merece, sin embargo vamos a ver qué hacemos nosotros y si es necesario volverlos a detener los vamos a detener“, dijo la vocera policial.

Sin embargo, la capacidad y facultades que tiene la Policía son limitadas y precisan que han hecho lo humanamente posible para atrapar a este tipo de delincuentes, pero desafortunadamente el caso pasa a manos de la Fiscalía y del juez. Hasta el momento la Policía reporta durante 2008 un total de cuatro secuestros e igual cantidad de plagios, de los cuales dos de ellos presumen hayan sido cometidos por estos cuatro elementos.