•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
La muerte se adelantó a la justicia. Recientemente falleció en el Hospital España, de esta ciudad, el prisionero Eduardo Picado Medina, afectado por un ataque severo de asma que le provocó un paro cardiaco, según confirmó una fuente médica.

Añadió que el reo, con custodia, fue trasladado a las dos de la tarde del Sistema Penitenciario Regional de Occidente, con sede en Chinandega, hacia el centro asistencial donde el grupo de médicos de turno hizo todo por salvarle la vida, pero fue imposible porque tenía escasas defensas físicas.

Picado Medina estaba encarcelado desde el 22 de febrero de 2008 por violación, y de acuerdo con el expediente del penal occidental le faltaban 14 años y ocho meses para ser excarcelado.

Soldado mordido por víbora
Por otro lado, el soldado Marcos Silva, asignado a la base “Gaspar García Laviana”, del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua acantonado en el municipio de Villa Nueva, fue trasladado a bordo de un vehículo castrense hacia el Hospital España, tras ser mordido por una pequeña serpiente coral.

El coronel Juan José Sevilla Núñez, jefe castrense en los departamentos de León y Chinandega, aseguró que su subordinado ordenaba un almacén de vestuario, cuando fue sorprendido por la víbora.

El oficial afirmó que el grupo médico de la unidad militar dio primeros auxilios al soldado, quien fue atendido de emergencia en el centro asistencial de Chinandega, lo que evitó que el veneno se expandiera en sus vasos sanguíneos y falleciera.

El hombre de armas fue dado de alta, y pronto se incorporará a su cargo de almacenero. La base militar está rodeada de bosques, lo que facilita la reproducción de víboras, por lo tanto los militares ubicados ahí además de vigilar la frontera estatal con Honduras, estarán alerta para no ser atacados por culebras.