Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
Delincuentes armados con pistolas y escopetas dieron la bienvenida al año nuevo con el asesinato a machetazos de un campesino de 40 años y la violación de su hijastra, de 16, después de que la víctima fatal intentara cobrar venganza por el delito sexual.

Este hecho se registró en la comarca El Jobo, municipio de San Ramón, según la denuncia que interpuso ante las autoridades policiales la señora de iniciales V.A.G, quien dijo que a la una de la madrugada del primero de enero se presentaron a su casa dos elementos, a los que identificó como Roberto González y “Marvin”. Ambos le manifestaron que se llevarían a su sobrina y que no hiciera nada, porque de lo contrario la matarían.

La mujer aseguró que los delincuentes tomaron a su sobrina de 16 años, que ella tiene a su cargo, y se la llevaron a unos 350 metros de la vivienda, donde la violaron. Posteriormente, los delincuentes se dieron a la fuga.

No quiso hablar
Oficiales de la Comisaría de la Mujer y agentes de Seguridad Pública se presentaron al lugar para realizar las investigaciones correspondientes, donde encontraron al ciudadano Luis Ordeñana González, de 40 años, padrastro de la joven abusada sexualmente, quien se negó a dar declaración a la Policía y más bien terminó de afilar un machete y se marchó de la casa.

Como no pudieron obtener información sobre la violación, los oficiales se marcharon para investigar un robo con intimidación en la misma comarca, donde a la misma hora otros dos delincuentes armados de un rifle calibre 22 y machete asaltaron la vivienda de la señora Melania Mendoza, de 40 años, a quien obligaron bajo amenazas a que abriera la puerta de la vivienda para despojarla de 4 mil 500 córdobas, y enseguida se fugaron.

Cuando los agentes regresaban de investigar el robo, a eso de las seis de la tarde, se encontraron con un desconocido que les manifestó que en su finca, a unos 25 metros del puente Brincadero, estaba un hombre macheteado, por lo que se dirigieron al lugar para investigar de quién se trataba y cómo se habían registrado los hechos.

Al llegar al lugar se dieron cuenta de que el herido era el padrastro de la joven abusada. El hombre presentaba un machetazo en la nuca, otros en la cara y brazos, por lo que fue trasladado al Hospital Regional “César Amador Molina”, en un esfuerzo por salvarle la vida, pero todo fue en vano debido a que Ordeñana González falleció antes de llegar al centro asistencial.

Antes de morir don Luis les manifestó a los agentes que las personas que lo habían macheteado eran los mismos que habían violado a su entenada, a los que había ido a buscar para “ajustar cuentas”. La Policía está investigando el paradero de los homicidas y violadores para que paguen por el delito cometido.