José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

EL RAMA
La Policía local reportó 45 delitos y la captura de un indocumentado de Trinidad y Tobago, por lo que valoró como muy tranquilas las fiestas de fin de año en los tres municipios de Zelaya Central, de igual forma en el municipio de El Almendro, que corresponde al departamento de Río San Juan.

Según el informe suministrado por el capitán Román Benítez, vocero oficial de la delegación policial que atiende este territorio, este fin de año se celebró como ningún otro.

En otras fechas como ésta se contabilizaban varios crímenes violentos producto del consumo de licor, pero esta vez no se reporta ni un caso en los cuatro municipios que atiende esta delegación policial.

Durante las fiestas de diciembre, sólo en Navidad se reportaron tres muertes violentas, de éstas, dos en el municipio de El Almendro y uno en Muelle de los Bueyes.

Vale resaltar que El Rama y Nueva Guinea no reportaron ni un salo caso en Navidad y tampoco en fin de año. En otras ocasiones, estos dos municipios han reportado hasta cinco muertos cada uno en los festejos.

En lo que respecta a la actividad delincuencial, la Policía Nacional confirmó un total de 45 delitos variados en fin de año, siendo los más sobresalientes dos robos con violencias en los que a un ciudadano le robaron 52 mil córdobas y a otro le robaron mil córdobas y dos celulares.

Durante el plan policial denominado Diciembre Seguro, la Policía Nacional sólo reporta la detención de diez ciudadanos por diferentes causas. En esta detención se destaca la captura de Mckie Donald Arriba, ciudadano de la República de Trinidad y Tobago, por ingresar indocumentado al territorio nicaragüense.

El extranjero fue detenido a las nueve de la mañana del pasado 31 de diciembre, en el muelle municipal de Ciudad Rama, cuando intentaba viajar hacia Managua con rumbo a los Estados Unidos. Al ser revisado, no presentó los correspondientes documentos y permisos que según nuestras leyes le permitieran ingresar a nuestro país.

Este informó que venía de Bogotá, Colombia, luego pasó por San Andrés, Corn Island, Bluefields y se dirigía a Managua para continuar su meta, rumbo al norte. Fue puesto a la orden de la Dirección General de Migración y Extranjería.