•  |
  •  |
  • END

EL RAMA

Un niño de tan solo 20 meses murió al caer dentro de un hoyo de unos 3 metros de profundidad que fue hecho para instalar una pila séptica.

El hoyo estaba destapado y aparentemente por curiosidad el niño se acercó sin que su madre, Amy Marín, se diera cuenta.

Los hechos ocurrieron en el poblado de Wapí, unos 45 kilómetros al norte de Ciudad Rama.

Una vez que la mamá se percató de la ausencia de su bebito, empezó a buscarlo donde los vecinos, pero nadie daba razón del menor. Al no encontrarlo, decidió avisar a la Policía pensando que se trataba de un secuestro.

Una patrulla policial se presentó de inmediato al lugar de los hechos y empezó a buscar al niño junto a varios vecinos, y precisamente fue uno de ellos quien revisó el hoyo con una vara, y el cuerpo del bebé emergió sin vida.

La Policía Nacional rescató el cadáver que fue valorado por el médico forense de la zona, que dictaminó muerte por asfixia mecánica.



Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus