•  |
  •  |
  • END

CARAZO

Exactamente a las seis de la tarde con veinte minutos del martes, la familia Urtecho Fernández cerró su distribuidora de granos básicos para dirigirse a su casa de habitación en la ciudad de San Marcos, pero en el kilómetro 46 y medio, cuatro sujetos a bordo de una camioneta con placas de Chinandega, dos de ellos vestidos de policías, los atacaron a balazos.

Tres integrantes de esta familia resultaron heridos, entre ellos Wilfredo Gutiérrez Fernández, quien relató que iba en la tina de la camioneta cuando observó que dos supuestos policías les hicieron parada, pero su papá Wilfredo Gutiérrez Urtecho no se detuvo porque no había realizado una mala maniobra.

A los pocos minutos apareció una camioneta Hilux, color menta, placa chinandegana, cuyos ocupantes los trataron de “hijos de p…” y se les colocaron en medio de la carretera, uno de ellos les ordenó a gritos que se bajaran de su vehículo.

“Yo pregunté por qué si no habían hecho nada malo, momento en que los falsos policías querían obligarlos a abordar la camioneta de ellos, dejando a mi mamá y a mi esposa adentro, allí comenzó el forcejeo y nos dispararon a quemarropa”, relató Wilfredo Gutiérrez Fernández, quien recibió tres impactos de bala en ambas piernas y en el pie izquierdo. Su papá y su primo también resultaron heridos.


No llevaban dinero
Santiago Gutiérrez Urtecho, hermano de Wilfredo, explicó que ellos llevaban únicamente dos mil córdobas en monedas, por lo que no cree que el móvil haya sido el robo del dinero sino de la camioneta.

La camioneta de los comerciantes baleados es la Hilux, placas CZ1697, la cual era conducida por Wilfredo Lorenzo Gutiérrez Urtecho, quien recibió tres balazos, uno en el antebrazo, otro en el brazo izquierdo y el tercero le penetró por la axila izquierda perforándole el bazo, el páncreas y el hígado.

Denis Galvariano Fernández Mercado también fue baleado en la pierna derecha.

A la hora del suceso, en la camioneta de los comerciantes también viajaban Iliana Fernández, esposa de don Wilfredo; Grechekk Geoconda Velásquez y Juan Somarriba, familiares de los heridos.


Pronóstico reservado
El doctor Hugo Espinoza, Director del Hospital Santiago de Jinotepe, manifestó que los tres heridos ingresaron a eso de las siete de la noche, pero el más delicado es el señor Wilfredo Gutiérrez, quien fue sometido a una operación exitosa porque le extrajeron la bala que dañó sus órganos, pero su pronóstico aún es reservado.

La Policía Nacional encontró en el lugar del frustrado atraco los uniformes y chalecos policiales tirados, igualmente había más de quince casquillos de pistolas 9 milímetros, pero todavía no hay pistas de los autores de la tentativa de homicidio.

Es importante mencionar que en la carretera Jinotepe-San Marcos, la Policía Nacional no tiene retenes, pese a que por esa vía transitan muchos trabajadores de la zona franca.

A la hora que ocurrió la balacera, ninguna patrulla apareció por el lugar para auxiliar a los afectados.