Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Sospechoso de homicidio se declara enfermo
Fabio Alberto González López, de 24 años, quien ayer fue acusado por la presunta coautoría de asesinato, se declaró enfermo de epilepsia para evadir la prisión preventiva. Joaquín Regulo Morales explicó que su defendido ha sido víctima de violencia callejera, por lo que tiene una lesión cerebral, lo que le provoca convulsiones, pero el juez Séptimo Penal de Audiencias, Abelardo Alvir, ordenó al Instituto de Medicina Legal valorar al reo para conocer su verdadera condición de salud para decidir el próximo 13 de enero si eleva la causa a juicio y si mantiene o no al sospechoso tras las rejas. El crimen por el que González fue acusado junto a Daniel Flores, alias “El Gordo Danilo”, y Guillermo Francisco González, quienes tienen orden de captura, ocurrió el 23 de noviembre en el barrio El Recreo, cuando los imputados aparentemente estaban enfrentándose con una pandilla y pasó la víctima, Ramsés Radares Morales González, de 21 años, momento en que fue interceptado. Aparentemente los acusados primero lo golpearon con un bate de aluminio, luego otro de ellos le propinó dos machetazos en la cabeza y finalmente lo “remataron” a pedradas. El abogado de González López dijo que su cliente está siendo confundido con el verdadero victimario y que si los vecinos del lugar lo señalan, es porque vive en El Recreo y todos lo conocen, no porque haya cometido delito.

Dos ante el juez por sangriento asesinato
Tras siete meses de andar prófugos, la Policía capturó y remitió ante el Juez Décimo Penal de Audiencias para que sean enjuiciados a Ezequiel Francisco Bendaña Mejía, de 27 años, y a su hermano Malen Yalí, de 21, quienes supuestamente en compañía de Pablo José Bendaña Mejía y Walter José Juárez Varela mataron a puntapiés, pedradas y con dos machetazos en la cara a Lesther Raúl Torres Herrera, de 18 años, habitante del barrio La Primavera. El crimen ocurrió el cuatro de mayo de 2008, cuando la víctima fue interceptada junto a un amigo frente al Instituto “Alfonso Cortés”. Ambos jóvenes trataron de huir, pero aparentemente Ezequiel Francisco sacó un arma, la montó y amenazó con pegarles un balazo, entonces Torres buscó refugio en el porche de la casa de César Castillo. Ahí supuestamente Malen Yalí habría tomado a la víctima del cuello, luego los otros acusados lo arrinconaron contra la pared a puntapiés, después le lanzaron piedras en la cabeza, tórax y rostro hasta derribarlo al piso, donde lo siguieron golpeando. Finalmente, cuando estaba inconciente, aparentemente Ezequiel Francisco le dejó caer un pedazo de concreto en el cráneo, después huyó junto a los otros a bordo de una moto. Al ver eso, el amigo de Torres Herrera regresó para ayudarle, lo llevó al Hospital Alemán Nicaragüense, de ahí lo trasladaron al “Antonio Lenín Fonseca”, donde falleció el cinco de mayo por fallas multiorgánicas derivadas de la hemorragia y del edema cerebral que el afectado sufrió cuando le destruyeron la masa encefálica con los golpes.

Los imputados, a quienes la Fiscal Carolina Herrera les hizo cargos por asesinato, dijeron a la Policía que “no tenían nada que ver” con el crimen.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus