•  |
  •  |
  • END

El no usar casco protector y la presencia de una sustancia aceitosa sobre el pavimento fueron determinantes para que el motociclista Francisco José González Palma, de 28 años, sufriera un mortal accidente.

González expiró este martes en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital “Lenín Fonseca”, después de tres días de agonía, confirmó su prometida, la joven Ximena Robles.

La atribulada dama relató que su novio sufrió el fatal accidente la noche del pasado viernes, cuando circulaba por la intersección de la pista “Cardenal Miguel Obando” y la Radial Santo Domingo.

“Lo que nos dijeron los testigos es que cuando él llegó al reductor de velocidad perdió el control de la motocicleta porque el pavimento estaba aceitoso”, explicó la acongojada joven.

Al momento del deslizamiento fatal, González, que deja en la orfandad a dos niños de ocho y nueve años, llevaba el casco protector sobre el manubrio de la motocicleta.

Los familiares del joven estudiante del tercer año de la carrera de Administración de Empresas señalaron que desde su ingreso los médicos del Hospital “Lenín Fonseca” no le dieron posibilidades de sobrevivencia.

“Él siempre estuvo en la manos de Dios. Francisco era un hombre que desde que salía de su casa se encomendaba a Dios”, subrayó Robles.

El velorio de Francisco González Palma se realizó anoche en su casa, situada del Colegio “Máximo Jerez”, dos cuadras al sur, tres al este y una al sur.