•  |
  •  |
  • END

En confusas circunstancias fue llevado sin vida, la mañana del miércoles, al Hospital “Roberto Calderón” el ciudadano Carlos José Narváez Calero, de 32 años, alias “El Negro Calero”.

Detectives de la Estación Cinco, al revisar el cuerpo sin de vida de Narváez, constataron que presentaba un impacto de bala en la región craneal, sin orificio de salida.

Las autoridades del hospital “Roberto Calderón” informaron que Narváez fue cinco o seis días antes al Hospital “Lenín Fonseca”, de donde sus familiares decidieron llevárselo porque fue desahuciado por los galenos.

La versión de las autoridades médicas es distinta a la brindada por Margarita González, cuñada de Calero, quien negó que su pariente haya sido llevado al “Lenín Fonseca”.

“El Negro Calero”, quien habitaba en el Barrio 30 de Mayo, fue encontrado inconciente hace seis días por una vecina y durante todo ese tiempo permaneció sin reaccionar en su casa, según González.

Jefe de banda
Una fuente policial, que demandó el anonimato, afirmó que Carlos Narváez Calero, hace varios años, fue jefe de la banda conocida como “El Negro Calero”, cuyos miembros eran especialistas en cometer robos con intimidación.

Este grupo, que operaba principalmente en los barrios marginales del Distrito V, se especializaba en robos con intimidación a personal de camiones repartidores de distintas empresas.

Margarita González confirmó que Narváez estuvo preso por robo hace varios años y jamás desempeñó trabajo alguno. “Él nunca trabajó y era drogadicto”, aseguró Margarita González.

Carlos Narváez Calero, a quien le hacían falta tres dedos de la mano derecha y tenía antebrazos y brazos tatuados, era el mayor de seis hermanos y el segundo de ellos que muere de forma violenta.

Hace cinco años, José Luis Paiz Calero, hermano de “El Negro Calero” y quien también era delincuente, fue ultimado frente a su casa, reveló González.