Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

T Los delincuentes también robaron un celular, prendas y dinero a la víctima, que salió en defensa de su familia
Ernesto García
Auxiliando a su esposa y a sus hijas, quienes regresaban de un culto, fue ultimado la noche del jueves, de dos impactos de bala, el ciudadano Felipe de Jesús Saravia, de 55 años.

El tercer crimen en noches consecutivas en la capital tuvo como escenario un predio oscuro y montoso que está frete a la casa de la víctima, en el barrio Loma Linda.

Al igual que en los crímenes acontecidos las noches del martes y miércoles en los barrios Riguero y Altagracia, el móvil de este crimen es el robo.

Narcisa Marcenaro, esposa de la víctima, dijo que ella y sus hijas regresaban de la iglesia Hosanna Sur, cuando frente a su casa fueron interceptados por seis delincuentes en medio de la oscuridad de la noche.

Al oír los gritos de sus hijas, don Felipe Saravia salió de su casa armado con un machete y propinó un filazo a uno de los ladrones, quien acto seguido le disparó dos veces.

En medio de la confusión y los gritos de terror de los familiares de Felipe Saravia, al verlo muerto, los ladrones lograron su objetivo y se llevaron prendas, dinero y un celular que portaba una de las hijas de la víctima. Cabe señalar que los dos anteriores homicidios en Managua tuvieron por móvil el robo de celulares.

En la Estación Tres de Policía informaron que en las próximas horas se capturaría al sujeto apodado “Felito”, quien hade pocas semanas salió de la cárcel Modelo de Tipitapa y quien es señalado de haber disparado contra Saravia.

El funeral de Felipe Saravia, a quien le sobreviven sus seis hijos, entre los que está una niña de 11 años, se realizará hoy, en el cementerio de Loma Linda.