•  |
  •  |
  • END

Cuatro personas murieron entre la noche del sábado y ayer domingo en circunstancias violentas ocurridas en diferentes distritos de Managua, según los reportes de la Policía Nacional.

Sólo en el Distrito Seis hubo tres personas fallecidas violentamente, según confirmó a EL NUEVO DIARIO el comisionado Martín Solórzano, segundo jefe del Distrito Seis de Policía.

Los fallecidos responden a los nombres de Isaías Rodríguez Zepeda, de 23 años; Lesther Javier Barberena, de 21, y Donald Laguna Calero, de 24 años. Las muertes de estos ciudadanos ocurrieron casi de forma simultánea, pero en diferentes puntos del Distrito Seis.

Isaías Rodríguez Zepeda falleció al llegar al Hospital Alemán Nicaragüense, y según la información policial, recibió una estocada en el campo de béisbol de Monte Fresco a las 11 y 30 de la noche del sábado.

El otro fallecido, Donald Laguna Calero, fue herido de bala en la cabeza, por un desconocido, cuando se encontraba en la Colonia Unidad de Propósitos. Aún con vida fue trasladado al Hospital Alemán Nicaragüense, pero al llegar ya había fallecido.

La tercera muerte ocurrió en el barrio “Georgino Andrade”. Lesther Javier Barberena, de 21 años, recibió un disparo en el abdomen cuando forcejeó con dos sujetos que lo intimidaron con un arma para quitarle un teléfono celular. Barberena estaba en una reunión familiar, y salió a la calle para contestar una llamada telefónica, cuando aparecieron los sujetos que lo intimidaron, y entraron en un forcejeo del cual resultó el disparo, la lesión grave y después la muerte.

“Todos los casos son investigados”, afirmó el comisionado Solórzano, para quien las últimas muertes ocurridas en ese distrito no reflejan que exista una espiral de violencia en la zona.

Otro muerto en el Distrito Tres
Mientras, en el Distrito Tres de Policía se reportó el fallecimiento del señor José Apolunio García Ordóñez, de 46 años. García Ordóñez murió de un disparo en el abdomen, hecho por desconocidos, cuando regresaba a su casa después de tomar licor con unos amigos en los alrededores del Memorial Sandino.

Los familiares de García Ordóñez no se explican cuáles fueron las circunstancias producto de las que murió su deudo. “Lo único que sabemos es que regresaba a la casa cuando alguien le disparó”, declaró la joven Alejandra del Socorro Mora García, hija de la víctima.

“Nos vinieron a avisar que habían herido a mi papá, en la misma patrulla lo llevaron al hospital, pero no llegó con vida”, dijo la joven, quien asegura que su padre no tenía problemas con nadie por lo que no se explica las razones de su muerte.

La versión policial indica que García Ordóñez tomaba licor con varios amigos, y cuando regresaba a su vivienda --ubicada del Memorial Sandino una cuadra al lago, cinco cuadras arriba-- se encontró con dos sujetos, uno de ellos sacó un arma y lo apuntó, entonces la víctima sacó un machetillo con el que supuestamente se defendería, pero sonó el disparo que le impactó en el abdomen.

La denuncia de la muerte de García Ordóñez, quien laboraba en pintura y enderezado de vehículos, fue interpuesta en el Distrito Tres de Policía por la señora María del Carmen Martínez Mora, quien ahora es su viuda.