Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Porque quien almacena drogas se enriquece con su venta y obligadamente tiene que “lavar” sus ganancias, el juez Séptimo Penal de Juicio de Managua, Octavio Rothschuh, condenó a la pena máxima de 15 años de prisión a diez de 11 personas que enjuició y declaró culpables por almacenamiento de poco más de 34 kilos de cocaína
Las personas que fueron sentenciadas en dos juicios distintos son las que la Policía capturó en la Quinta Felicia, Bello Horizonte y Cedro Galán, a finales de octubre del año pasado, como parte de la operación “Troya”, dirigida contra las células de apoyo del narcotráfico en Nicaragua.

Los sentenciados son el mexicano Martín Lugo Lucio, el hondureño Pedro Mendoza Romero y los nicaragüenses Jorge Luis Mendieta Romero, Oscar Norlan Herrera Flores, la abogada Vilma Vega, Narda Natalia Downs y Cirilo Martínez Mckenly, quienes fueron capturados en Bello Horizonte y la comarca Cedro Galán, donde la Policía incautó cuatro kilos de cocaína.

Entre los condenados también están Grethel Ortega Pérez, de 21 años, Manuel Alejandro Barrantes, de 37, y José Noel Castillo Barrantes, de 51, quienes fueron capturados en la Quinta Felicia, donde las autoridades incautaron cerca de 30 kilos de cocaína que estaban dentro de un balde verde.


No hubo “piñata” de “narcocamionetas”

La única que “se salvó” de la pena máxima fue la empleada domestica Rosaura Castillo Barrantes, de 53 años, a quien el juez Rothschuh le impuso únicamente cuatro años de prisión por la coautoría del delito de almacenamiento de drogas que tiene una pena mínima de cinco años de cárcel.

Cabe mencionar que en su fallo el juez ordenó el decomiso de dinero, muebles, electrodomésticos y de ocho vehículos incautados a los almacenadores de drogas, pero contrario a lo que se había estado dando en otros juzgados, los bienes fueron asignados en calidad de depósito al Consejo Nacional de Lucha contra las Drogas y la Corte Suprema de Justicia, a la espera de que haya sentencia firme para su posterior distribución conforme a lo establecido en la Ley 285.

Los abogados de los reos fustigaron la resolución y anunciaron una apelación, porque consideran que la pena es desmedida si se toma en cuenta que el Ministerio Público solamente solicitó nueve y siete años de prisión para los capturados en Bello Horizonte, Cedro Galán y Quinta Felicia.