Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Una vida por 25 mil córdobas
De ahora en adelante hay que tener cuidado con las personas que uno acepta en su hogar, porque un hombre y una mujer se hicieron pasar como amigos del comerciante de ropa usada Regino Bárbaro Miranda Méndez, de 34 años, para planear su asesinato y el robo de los 600 dólares y los 13 mil córdobas que éste portaba el nueve de diciembre del año pasado, día del crimen. Ayer, la juez suplente Sexto Penal de Audiencias, María José Aráuz, puso en prisión a Manuel Salvador Molinares Morales, de 25 años, y a su mujer, Lesbia Liseth Rodríguez, de 24, por la supuesta coautoría de asesinato, delito por el que tendrán que volver a los juzgados el 27 de enero, para la audiencia inicial del proceso número 000458-ORM 1-2009. Según la acusación que la fiscal Lucía Sandoval presentó en el juzgado, el día del asesinato el acusado se presentó al negocio de Regino, en Villa Reconciliación, para amenazar al hijastro de éste, Erick Quintero Soza, a quien le dijo que si no lo ayudaba a conseguir el dinero del comerciante, iba a matar a toda su familia, “porque yo soy un hombre muy decidido y por algo me deportaron de Estados Unidos”. El joven accedió a participar del plan de Molinares, quien junto a su mujer se fue a estacionar en un Hyundai gris de la Rotonda de Jardines de Veracruz, tres cuadras al sur, sitio por donde la víctima pasó a bordo de una camioneta con su hijastro. Supuestamente el acusado hizo como que el encuentro era casual, luego le pidió a don Regino que lo llevara a su casa para platicar y visitar a la familia, pero inmediatamente después de que Erick Quintero arrancó la camioneta, el sospechoso sacó una pistola, amenazó al negociante desde el asiento de atrás, donde iba sentado, pero éste se resistió al atraco y recibió un balazo en la sien izquierda. La muerte fue inmediata, luego el supuesto asesino amenazó al hijastro del vendedor, para obligarlo a detener la marcha a fin de “bolsear” al muerto, después el sospechoso volvió a amenazar de muerte al hijastro de la víctima y se fue a subir a su carro, donde la acusada, Lesbia Liseth Rodríguez, lo esperaba para darse a la fuga con él, pero el 17 de enero fueron detenidos por la Policía.

Esperan sentencia como “agua de mayo”

Los abogados de José René Mendoza Pérez y Alexis Mendoza Álvarez, quienes fueron sentenciados el viernes pasado a 19 años y medio de prisión por asesinato, robo agravado y hurto en perjuicio del ingeniero Carlos Alberto Moreira López y la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, están esperando que el juez Octavo Penal de Juicios, Tomás Eduardo Cortés, les notifique la sentencia del juicio para proceder a recurrir de apelación. Sergio Morales dijo que la sentencia es injusta porque no había prueba directa ni científica que incriminase a ninguno de los reos. Otro que también estaba esperando copia de su sentencia absolutoria, ayer, es el vigilante Pablo Antonio Meléndez, quien fue declarado no culpable de todos los cargos. Moreira fue asesinado por asfixia mecánica el 22 de agosto del año pasado y un día después su cuerpo fue encontrado quemado, en el cuadrante 106 del antiguo ingenio Timal.

Reprograman juicio por robo a Findesa
Por enésima vez, el juez Tomás Cortés tuvo que reprogramar para el diez de febrero el juicio para el único detenido por el robo de dos millones 658 mil 517 córdobas con 35 centavos y 349 mil 66 dólares con 84 centavos, propiedad de Financiera Nicaragüense de Desarrollo, Findesa, hoy llamada Banco del Éxito. La vista cambió de fecha porque de todas las personas que fueron llamadas para conformar jurado, sólo se presentó una, y para que haya quórum se necesitan seis. Oscar Ruiz, abogado de Lenín Israel García Monterrey, alias “Gato Lenín”, dijo que su cliente ya superó el tiempo establecido por la ley para estar detenido sin sentencia, pero como la demora ha sido atribuida a “fuerza mayor”, supuestamente todavía el judicial está en tiempo para celebrar la vista.