•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Todo hace indicar que el cargamento de 102 kilos y 787 kilos de cocaína incautado por efectivos policiales la mañana del martes a José Abraham Díaz Montes, era esperado por cuatro hombres y una mujer que tenían como coartada la pesca.

El quiebre se produjo en el kilómetro 148 y medio de la carretera El Viejo-Puerto de Potosí, cuando el chinandegano Díaz Montes, de 28 años, transportaba la droga a bordo de la camioneta roja placas CH-07579.

El grupo de uniformados capturó a la salvadoreña Rosa Digna Rivas Villatoro, con más de 30 años de residir en Chinandega, propietaria del automotor y “cerebro” de la transportación de la carga de cocaína, la cual, presuntamente, sería trasladada en lanchas hacia El Salvador vía Golfo de Fonseca.

El comisionado Lee Edwin López, jefe interino de la Policía de Chinandega, confirmó además la captura de los salvadoreños Jorge Armando Gaviria Cruz, de 50 años; Dany Noe Sánchez, y los nicaragüenses Raymundo José Ruiz González, de 23; Juan Dionisio Rojas Oviedo, de 33, y Marcia Liliet Garmendia Santos.

Añadió que incautaron varios enseres, una hacienda, cinco lanchas y varios motores fuera de borda, los cuales, se presume, fueron obtenidos por estos elementos producto de la narcoactividad, lo cual será establecido plenamente cuando concluyan las investigaciones.

“Los tres nicaragüenses y los dos salvadoreños son cooperadores necesarios. Determinaremos el vínculo de cada uno de ellos en esta acción para determinar si tenían pleno conocimiento de la actividad e impulsar la acción penal en coordinación con el Ministerio Público”, aseguró el jefe policial.

El comisionado López afirmó que estas personas fueron encontradas en el área donde presuntamente era esperado el cargamento de cocaína valorado en varios miles de dólares.

Precisó que Rosa Digna Rivas Villatoro es la encargada del área de operaciones, y los otros --incluyendo a su yerno-- son sus trabajadores que se dedicaban a la pesca.


Determinarán si era una banda
El oficial dijo que las investigaciones establecerán si se trata de una actividad eventual o de una acción coordinada de una banda de narcotraficantes. Los paquetes de cocaína tienen la estampa de un caimán verde, que por primera vez aparecen en escena, lo cual podría determinar que es el sello característico de un nuevo cártel del narcotráfico.

En las próximas horas los capturados serán remitidos ante la Fiscalía, que los acusará por tráfico de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas.