Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Atacarán de nulidad juicio inquisitivo
Los abogados defensores de Moisés Ulises Montoya, Leonardo Miller Silva e Iván José Araica, atacarán de nulidad el veredicto y el fallo que en un juicio mixto emitieron los miembros de un jurado de conciencia y el juez Quinto Penal de Juicio, Sergio Palacios, porque pese a que el proceso es oral, los jurados se fueron a leer todo el expediente del caso antes de emitir resolución y no valoraron el hecho de que casi nadie llegó a declarar durante la vista y los que sí llegaron no incriminaron a nadie. Ayer se celebró la audiencia de debate de pena y los abogados Óscar Ruiz, Harold Contreras y Walter Erick Solís aún no salían de su asombro por la resolución, porque el testigo clave, un vigilante de una casa de empeños que evitó el robo a la Joyería Jadel, ubicada en el Mercado “Roberto Huembes”, no reconoció en la sala de juicios a ninguno de los acusados porque los ladrones eran “cheles y altos”, y los acusados son “negros y chaparros”. Además, la prueba de productos nitrados no reveló la presencia de pólvora en las manos de quien supuestamente se lió a tiros con la Policía el día del robo frustrado, del cual se derivaron otros delitos. Estos hechos ocurrieron el 23 de enero de 2008.

Mandan a Granada a reo amenazado
Por seguridad, el juez Séptimo Penal de Audiencias, Abelardo Alvir, ordenó a la Policía que traslade a Fabio Alberto González de la Estación Tres al Penal de Granada, mientras llega el juicio oral y público que está programado para el cuatro de marzo. González está acusado por la presunta autoría del asesinato de Ramsés Radame Morales, cuyos familiares supuestamente le hicieron llegar al acusado un papelito anónimo por medio de otro reo, donde le advertían que en el Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa “lo estaban esperando para matarlo”. Igualmente, el juez ordenó a las autoridades que lleven al acusado al neurólogo de su elección, porque supuestamente padece de epilepsia tras haber sido víctima de violencia callejera. Sin embargo, dicho padecimiento el Instituto de Medicina Legal no lo encontró en el sospechoso.

Acusan a dos por robo a cambista
Porque los elementos de convicción que presentó la fiscal Lucía Sandoval son suficientes para presumir que dos jóvenes de apellido Romero y Gurdián, ambos de 24 años, son los coautores de robo agravado y lesiones en perjuicio de la vendedora y compradora de dólares Xiomara del Carmen Sánchez, de 40 años, así como de tres personas más, la juez Sexto Penal de Audiencias, Gertrudis Arias, les decretó la prisión y les programó audiencia inicial para el 30 de enero. Los hechos por los que los dos muchachos serán procesados ocurrieron el 18 de enero en el Mercado “Iván Montenegro”. Según la acusación número 000517-09, la víctima dice que le colocaron dos armas, una en la sien y otra en el tórax, para despojarla de 2,600 dólares. Ella y su hija forcejearon con los atracadores para evitar que se llevaran 10 mil córdobas más. Los ladrones fueron identificados porque la mujer le arrancó de la cara el pasamontañas con que se cubría y al otro una de las víctimas le lanzó una botella de jabón líquido. Los sospechosos alegaron por medio de su familia ser no culpables, porque uno de ellos es cristiano y el otro vendedor de pan.

Doble juicio para ladronzuelo
Al parecer Víctor José Sánchez Padilla, de 23 años, aprovechó “muy bien” la libertad que le concedieron en el Juzgado Segundo Local Penal, donde fue acusado por portación ilegal de armas, porque fue capturado supuestamente robando en la parada que está frente al Complejo Judicial Nejapa. Al menos eso dice la denuncia que Grethel López Picado, empleada de los juzgados, presentó contra el sospechoso, a quien la Policía le incautó al momento de su captura un cuchillo cacha negra con el cual habría amenazado a su víctima.