Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Dos hombres, uno de 42 y el otro de 30 años, quedaron en prisión este jueves, porque el primero aparentemente abusó contra natura de un niño de 13 años, en tanto que el otro fue capturado cuando estaba “en bolas”, frente a otros hombres, dándole de tomar un extraño brebaje a la estudiante de 16 años que acababa de violar.

Según la acusación que la fiscal María Lucía Sandoval presentó en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias, el sujeto de iniciales D.H.L. le pidió el diez de diciembre de 2008 al niño de 13 años que le llevara por diez córdobas unas pichingas de agua a su casa, ubicada en el barrio Santa Elena, pero estando dentro de la vivienda, el sujeto le pidió al menor que le hiciera masaje, “porque le dolía la espalda y estaba cansado”.

Cuando el niño preguntó cómo era el masaje, el acusado le dijo que tenían que estar desnudos los dos, al escuchar eso el menor se negó, pese a que hasta una bicicleta le ofreció el sospechoso, quien al ver que sus intenciones podrían frustrarse, lanzó al infante sobre una cama, lo desvistió y abusó de él, sin importarle que el pequeño decía que le dolía. Consumado el delito, el señalado procedió a amenazar a su víctima.


Suicidio o crimen justiciero
Desde ese día el hechor empezó a perseguir al menor, quien pese a que quiere suicidarse o matar a su victimario, lo denunció.

El otro caso ocurrió el 16 de enero de este año, en el barrio Las Torres. Una joven estaba de visita en la casa de su novio, Ernesto, pero éste empezó a pelearse con su hermano, en ese momento el sujeto de iniciales S.H.S.U., de 30 años, la tomó por la cintura y se la echó al hombro como si fuese un saco de arroz para llevársela a su cuarto, donde otros sujetos la esperaban para desnudarla y hacer una orgía con ella, pero el imputado no lo permitió diciendo que “él sería el primero”.

El sospechoso supuestamente corrió de su cuarto al resto de hombres y sólo dejó a “El Pelón”, se desnudó, abusó por la fuerza de la jovencita, luego le pidió a su cómplice una pana para darle de tomar a la muchacha una sustancia desconocida, pero en ese momento entró al cuarto el policía Víctor Manuel Largaespada, quien había sido informado de lo que estaba ocurriendo y logró capturar a uno de los hombres.

La audiencia para los dos sospechosos de violación será el próximo 29 de enero, en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias.