Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MASAYA

Juan Bautista González casi le amputa el brazo derecho de un machetazo a su esposa, María del Carmen Casco, de 46 años, con quien ha procreado cinco hijos.

Según la afectada, ambos discutían porque Juan le reclamaba sobre un supuesto amorío con un vecino, y ella no se dio cuenta en qué momento él le asestó el machetazo.

La agredida señaló que en otras ocasiones el agresor ya la había amenazado, sin importarle la presencia de sus hijos, y debido al temor de que le hiciera daño ella siempre guardó silencio.

González, al momento del hecho, no se encontraba bajo los efectos del licor, ni las drogas.

Los médicos del Hospital “Humberto Alvarado”, de Masaya, atendieron a la mujer víctima de la violencia intrafamiliar, a quien se le practicó una cirugía para evitar que el brazo fuera amputado, debido a la lesión vascular en la arteria de ese miembro. Por desgracia, María aún no sale del peligro.

El caso pasó a la orden de la Comisaría de Mujer, cuyos agentes, en conjunto con miembros de la Policía de Masaya se han encargado de buscar a Juan Bautista, quien después del hecho se dio a la fuga.