•  |
  •  |
  • END

CARAZO
La Policía capturó en la ciudad de Diriamba a Luis Alejandro Dávila López, alias ¨La Luisona¨, quien según las investigaciones es el presunto autor de la muerte de Óscar Gabriel Rosales Aragón, alias “La Gaby”, al que habría propinado una estocada fatal en la tetilla izquierda.


Este suceso ocurrió el pasado 21 de enero, en horas de la madrugada, cuando varios travestíes se protegían del frío de la madrugada acurrucándose uno a otro, pero en medio de la pachanga y los tragos, resultó una persona fallecida frente a la Basílica de San Sebastián.

“La Shakira” tenía el cuchillo

En sus primeras declaraciones, Luis Alejandro Dávila López, originario de San Marcos, Carazo, sostuvo que es inocente, pues a pesar de que hubo un conflicto entre todos los miembros del grupo que permanecía frente a la iglesia, él no era capaz de agredir a nadie, e indirectamente inculpó al homosexual apodado “La Shakira”, porque según él, a éste fue a quien las autoridades le ocuparon el cuchillo.


“Como tres veces nos peleamos… la camisa que llevaba puesta tenía sangre, porque me lastimaron el rostro, pero la puñalada era para mí”, aseguró “La Luisona”, en un intento por pasar de victimario a víctima.


Agrega que todo el problema se dio por una deuda de dinero que tenía con uno de los pleitistas, pero muy por el contrario de lo que apuntan las averiguaciones policiales, él tenía muy buena amistad desde hace varios años con “La Gaby¨.


La mañana de este lunes se realizó la audiencia preliminar, en el Juzgado de Audiencia de lo Penal, donde el Ministerio Público acusó a Luis Dávila por homicidio, mientras que la judicial dictó prisión preventiva y programó la audiencia inicial para hoy miércoles, a las ocho de la mañana.


La Policía Nacional primero retuvo a cinco travestíes, que eran los que estaban al momento del hecho, pero los resultados del Laboratorio de Criminalística indican que el cuchillo con el que se le dio muerte a Óscar Gabriel Rosales Aragón tienen las huellas de Luis Dávila, además de que éste tenía manchas hemáticas del fallecido en su camisa.