•  |
  •  |
  • END

Al parecer las presiones laborales llevaron al ciudadano Luis Heberto Bustillo Rodríguez, de 49 años, a tomar la fatal decisión de atentar contra su vida.

Según su sobrino, Orlando Paz, éste se encontraba desaparecido desde el día jueves y fue hasta la tarde del sábado que encontraron el cadáver.

“Lo buscamos en la Policía, hospitales y nadie sabía nada de él. Sabíamos que no se encontraba bien porque siempre se quejaba de las presiones en el trabajo, pero nunca nos imaginamos que iba a cometer suicidio”, dijo Paz.

Afirmó que su tío era el supervisor financiero del Instituto de Seguridad Social y la tarde del jueves llegó a medio día a la casa, luego salió y desapareció. Sin embargo, el cuerpo fue encontrado dos día después cerca de la presa El Aceituno, por unos jóvenes que andaban recogiendo leña.

“Mi tío le dijo a su esposa que tenía muchas presiones laborales y parece que por eso se suicidó”, relató Paz.

El cuerpo de Bustillo se encontraba en estado de descomposición, colgado de un árbol en un predio baldío del barrio El Rodeo, ubicado de la Iglesia Católica nueve cuadras al lago, una cuadra arriba.

La Dirección General de Bomberos se hizo presente al lugar y trasladó el cuerpo del difunto al Instituto de Medicina Legal.

Bustillo vivía del portón Número 10 del Aeropuerto, media cuadra al lago y deja tres hijos en la orfandad.