Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

JALAPA, NUEVA SEGOVIA
Una danza sangrienta es lo que sujetos desconocidos “celebraron” con Carlos Humberto Maldonado Pastrana, de 28 años, la helada madrugada de este lunes, en la rampla del río Estero, conoció la Policía Nacional.

Una información preliminar de la Policía indica que el cuerpo del joven fue encontrado con puñaladas en el cuello. “Prácticamente fue degollado”, comentó un agente. Además, presentaba excoriaciones o raspaduras en la barriga y tórax, lo que supone que después de someterlo, lo arrastraron al punto donde procedieron asesinarlo atrozmente, utilizando un arma blanca.

La esposa de la víctima, Elsa de Jesús López Olivas, de 25 años, interpuso denuncia en la estación policial del municipio. Refirió que su consorte partió a eso de las cuatro de la madrugada, en su bicicleta azul, con rumbo a una finca en la comarca Siuce, propiedad del señor Róger Ponce, donde trabajaba como capataz.

Otro homicidio en Jícaro

Agregó en la denuncia que se enteró de la dolorosa e indignante noticia a través de otro vecino, quien le informó que su marido yacía sin vida tirado en la bajada del río. Investigadores policiales todavía levantan pistas para dar con los autores del sádico crimen y determinar el móvil de este hecho.

La ahora viuda manifestó que Carlos Humberto enfrentaba problemas vecinales con otras personas, pero no se sabe si están relacionadas con la muerte violenta del infortunado trabajador.

La Policía también se encuentra en el terreno, esta vez en el barrio “Carlos Rosales”, de Jícaro, levantando pesquisas sobre otro asesinato ejecutado con arma de fuego el último martes. La víctima aquí, según información oficial de la Policía, es Armando Pastrana Fiallos, de 43 años.

Su madre, Daysi Nelly Merlo, denunció que su hijo, después de disfrutar las fiestas de la plaza, caminaba hacia su casa, cuando fue interceptado por un sujeto desconocido, quien lo propinó tres balazos por la espalda; uno de ellos le traspasó hasta la tetilla derecha.