•  |
  •  |
  • END

Dos son los capturados que ayer por la tarde fueron presentados en la Cuarta Delegación de Policía, mismos que participaron en un asalto a una microfinanciera ubicada en el sector de La Tenderí.

El comisionado Edgard Sánchez, segundo jefe de la Cuarta Delegación de Policía, manifestó que Marlon Antonio Guido Romero es el supuesto dueño del vehículo Mazda, blanco, placas M 126 670, donde se movilizaban los delincuentes y quien manifestó haberlo prestado.

“Aunque el dueño del carro dijo que no participó, varios testigos lo identificaron como uno de los asaltantes; el monto de lo robado fue 5 mil 695 córdobas y 194 dólares”, comentó el comisionado Sánchez. Asimismo, dijo que en el vehículo ocuparon dos celulares, una gorra, una escopeta, dos radios y una cartera con documentos personales a nombre de Isaac Guillermo Alvarado.

Pocos minutos habían transcurrido después de que tres sujetos armados de pistola robaron en la microfinanciera de la Cooperativa Xolotlán, cuando patrulleros de la “Ajax Delgado” capturaron a uno de ellos en las Américas Tres.

Al presunto delincuente, quien dijo llamarse Luis Manuel Castellón Reyes, de 23 años, la Policía le encontró la escopeta calibre 12, que le habían quitado al vigilante de la microfinanciera, José Alberto Centeno Orozco.

A Centeno los asaltantes también lo golpearon cuando intentó impedir el atraco. El vigilante no requirió de asistencia médica. La persecución de Castellón y otro sujeto, quien logró huir, comenzó por los patrulleros cuando los vieron pasar por los semáforos de Villa Esperanza y Reconstrucción, también conocida como “Miguel Gutiérrez”.

Cristhian Castillo, Presidente de la Cooperativa Xolotlán, dijo que al ingresar a las oficinas de la microfinanciera los delincuentes forcejearon con el vigilante, luego obligaron al personal y a quienes hacían gestiones a ponerse boca abajo, y luego se dirigieron a la caja, de donde se llevaron un botín estimado en 25 mil córdobas.

Castillo explicó a los periodistas que en la microfinanciera no había mucho dinero en efectivo, como una medida de precaución que tomaron con antelación ante la ola de asaltos que se ha desatado en la capital a ese tipo de negocios. Afortunadamente durante el veloz robo no hubo personas heridas, aunque el dinero no ha sido recuperado.