Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Niña abusada por vecino
Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
La Policía puso tras las rejas a Félix Pedro Reyes Acuña, de 45 años, acusado de violación en perjuicio de una niña de nueve años, hecho ocurrido en un barrio de esta ciudad. Una nota de prensa de la institución de seguridad pública da cuenta de que la inocente solía llegar a jugar a casa del supuesto abusador, por ser amiga de sus hijas, circunstancia que dio lugar a la aberrante acción. El caso ya está en el juzgado correspondiente.

Sopa con marihuana
Máximo Rugama / ESTELÍ
Una jovencita que llevaba 110 gramos de marihuana ocultos en una pana con sopa, que entregaría a un reo del Sistema Penitenciario Regional Puertas de la Esperanza, de Estelí, fue sorprendida in fraganti y ahora le hará compañía a su amigo.

Jenny Carolina Reyes García ahora será procesada por tráfico interno de estupefacientes, por lo que será compañera de encierro de William Ordóñez Zamora, de 35 años, originario de Ocotal, Nueva Segovia. Ordóñez guarda prisión por el mismo delito. Según la joven, ella fue contratada por Jackeline Sobalvarro Hernández, quien le pagó 90 córdobas para que llevara la sopa al reo. En la revisión del alimento, los funcionarios del penal hallaron el paquetito envuelto en plástico.

Presas tres capitalinas por tráfico de droga
Francisco Mendoza / MATAGALPA
La Policía Nacional de Sébaco capturó a tres mujeres originarias de la capital, mismas que se dedican al tráfico de estupefacientes. Verónica Massiel Baldelomar, de 22 años; Amira del Carmen Cabezas Baldelomar, de 24, y Esther Salguera García, de 39, fueron capturadas cuando se disponían a vender 97 piedras de crack.

Agentes policiales vieron a las damas nerviosas ante su presencia y como trataron de salir corriendo las detuvieron. A Verónica le encontraron 0.3 gramos de marihuana, un celular y 2 mil 500 córdobas. A Amira, 1. 3 gramos, y a Esther, 97 piedras de crack. Las tres están a la orden del Ministerio Público.

Hambre cero con lo ajeno
Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Delincuentes que buscan “hambre cero” con los bienes ajenos continúan con los destaces clandestinos de animales robados. Su última víctima fue Juan Carlos Ortez Herrera, quien denunció ante la Policía que le destazaron uno de los semovientes de su propiedad, en las riberas del río Coco. El joven buscó el animal, con la esperanza de que estuviera extraviado, pero sólo encontró huesos, lo que le dejó 3 mil córdobas en pérdidas.

Asaltan a “Guacal”
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Tres delincuentes que contrataron el servicio de taxi asaltaron a Esteban José Rizo Zeledón, de 46 años, conocido popularmente como “Guacal”, a quien le hicieron parada para que los llevara hasta el empalme San Francisco. Después de ponerse de acuerdo con el precio, los tres delincuentes abordaron el taxi; dos se ubicaron en el asiento trasero y uno en el delantero, pero antes de llegar al lugar señalado, uno le colocó un cuchillo en el cuello a “Guacal”, hasta ocasionarle una pequeña herida, mientras otro le daba un golpe en el pómulo derecho y lo obligaba a que condujera hasta el sector de la garita, en el municipio de San Ramón, donde lo dejaron abandonado y se le llevaron el carro y el dinero del trabajo del día.

El afectado se dirigió a la Policía a denunciar el hecho, y los agentes, en coordinación con la Policía de Muy Muy, montaron un operativo, poniendo un retén en el sector conocido como Cuatro Esquinas, por donde pasaron los tres asaltantes.

Al ver a los agentes, los bandidos les echaron el carro encima, pero se fueron a volcar cien metros adelante, lo que permitió la captura de uno de ellos, el que fue identificado como Harold Alfredo Cárdenas Blandón, de 25 años. Éste fue remitido a la Policía del municipio de San Ramón. Con la captura de uno de los asaltantes, la Policía logró identificar a los otros delincuentes, a quienes esperan capturar en las próximas horas.

El Hombre Araña en Jalapa
Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Como imitando al Hombre Araña, delincuentes nocturnos escalaron las paredes de la casa de Reynaldo Salgado, vecino del Sector 9 de esta ciudad, de donde se llevaron dos motores eléctricos valorados en 7 mil córdobas. El afectado espera que la Policía recupere sus bienes y encalaboce a los rateros.