Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Porque su delito fue “andar pegada como chicle” del marido, quien aparentemente mató a un comerciante para robarle 600 dólares y 13 mil córdobas, la juez Sexto Penal de Audiencias de Managua, Gertrudis Arias, decidió revocarle la prisión a Lesbia Liseth Rodríguez, para sustituírsela por el arresto domiciliar con custodia, retención migratoria y presentación periódica en los juzgados.

El juicio para la madre de dos niños, y estudiante de cuarto año de farmacología, y Manuel Salvador Molinares, a quien la judicial le reconfirmó la prisión preventiva, quedó programado para el 16 de febrero de este año.

De las pruebas que la Fiscalía presentó, se desprende que supuestamente Molinares amenazó de muerte al hijastro de don Regino Bárbaro Miranda Méndez, Erick David Quintero, para obligarlo a revelar la ruta que el comerciante seguiría el nueve de diciembre del 2008, para luego interceptarlo, fingir un encuentro casual y matarlo de un disparo en la cabeza, hecho acaecido en Jardines de Veracruz. Durante el crimen, Rodríguez permaneció esperando a su marido dentro del vehículo, luego huyeron juntos.

Sólo le faltó matar e ir a la vela

Los testigos revelaron a la Fiscalía, que después del crimen el acusado se presentó a la tienda de don Regino, para pagarle una deuda a la viuda, Emperatriz Soza, e incluso 20 días después, el 29 de diciembre, se presentó donde Erick David Quintero, para despojarlo de una moto bajo el argumento de que si se oponía “lo mataría como a su padrastro”.

Marvin Rafael Cuadra dejó entrever que la mejor prueba de la supuesta inocencia de Molinares es que después de los hechos siguió con su vida normal, pero además mencionó que si Erick David Quintero tuvo conocimiento de lo que iba a suceder desde cinco horas antes, no debería estar propuesto como testigo.

Por su parte, el abogado de Lesbia Liseth Rodríguez, José Escalante, quien inútilmente solicitó a la judicial que separara la causa en lo que hace a su patrocinada y reconsiderara la tipificación del delito, dijo que si acaso es responsable de algo, sería de robo, no obstante señaló que constitucionalmente no estaba obligada a declarar contra el marido.