Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Cuatro delincuentes armados con fusiles Ak, vestidos con uniformes camuflados y encapuchados con pasamontañas, se llevaron más 300 mil córdobas al asaltar la agencia de la Pepsi ubicada en el kilómetro 102 de la Carretera Panamericana, en el municipio de Sébaco.

La Policía logró establecer que los delincuentes llegaron a las nueve de la noche y penetraron escalando una cerca para luego sorprender al vigilante de la empresa VPSA, Isaías Vanegas Chávez, de 25 años, a quien despojaron de una escopeta que utilizaba para realizar sus labores, lo ataron de pies y manos y lo metieron a una bodega junto a otros trabajadores que se dedican a cargar y descargas los camiones repartidores de gaseosas.

Todos amarrados

En la bodega también se encontraron con Óscar Danilo Sobavarro Siles, de 28 años, quien se desempeña como responsable de esa área y también lo ataron de pies y manos para obligarlo a decir dónde estaba guardado el dinero.

Los antisociales se dirigieron a la administración, donde se encontraba trabajando la ciudadana Silvia Elena Urrutia Rojas, liquidadora de la agencia distribuidora de gaseosas. Urrutia en ese momento guardaba el dinero en la caja fuerte.

Los delincuentes también la ataron y la llevaron a la bodega, donde estaban los otros trabajadores, los que quedaron bajo la vigilancia de dos de los malhechores, mientras los otros dos se dirigieron a la caja fuerte, de donde sustrajeron 300 mil 700 córdobas en efectivo, 140 dólares y varios cheques que estaban junto al dinero sustraído.

Ya con el dinero en la mano, los delincuentes se dieron a la fuga por el mismo lugar por donde habían entrado, pero antes amenazaron con asesinar a los trabajadores si avisaban a las autoridades policiales.

Pero los trabajadores asaltados no dudaron en acudir a la Policía para denunciar el hecho y pedir se hagan las investigaciones correspondientes.

Un equipo de investigadores de la Policía departamental se dirigió al lugar del asalto, pero aún no hay pistas de los ladrones.