Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Paiwas, RAAS

Con varios impactos de bala en diferentes partes del cuerpo, perdió la vida el campesino Juan Enrique Suazo Hernández, de 32 años, cuyo cuerpo fue dejado por el homicida en un camino de la comarca Las Delicias, municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, según reportó la Policía Nacional de ese municipio.

Las primeras investigaciones realizadas por la Policía señalan que el difunto había estado ingiriendo licor con un adolescente de 15 años, sin imaginarse que horas más tarde éste le quitaría la vida de varios disparos, cuando se dirigían montados a caballo a la finca del productor José Pérez Ojeda, ubicada en Las Delicias.

Al parecer, Juan Enrique y el adolescente comenzaron una fuerte discusión debido a los efectos del licor, la que terminó cuando el joven sacó un revólver y lo disparó en contra de su compañero de tragos, a quien le impactaron varios proyectiles en diferentes partes del cuerpo, y los cuales le ocasionaron la muerte, según el reporte policial.

Después de haber terminado con la vida de su compañero de tragos, el adolescente montó su caballo y lo espoleó, con el fin de darse a la fuga, mientras, en medio del camino, dejó el cuerpo del campesino tendido en un charco de sangre. Posteriormente, el cadáver fue encontrado por varios vecinos que dieron parte a las autoridades policiales.

Un equipo de investigadores de la Policía Nacional se dirigió al lugar del crimen para realizar las investigaciones correspondiente y tratar de dar con el adolescente, para capturarlo y procesarlo por el delito cometido, tal como lo establece el Código de la Niñez y Adolescencia.