•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Con un balazo de fusil AK cerca de la columna vertebral --que le salió por los testículos-- y otro en una pierna, resultó el joven José Laureano Arvizú Peralta, de 19 años.

El supuesto autor del disparo es el policía Álvaro José Chavarría, del Departamento de Seguridad Pública.

El hecho ocurrió a las 10:30 de la noche del domingo último, cuando el muchacho se encontraba junto a un grupo de amigos cerca de la bloquera Carmita, de esta ciudad, donde se reúnen todas las noches, pero según los vecinos del lugar, “le caen mal” a una oficial que atiende el sector.

Una pobladora relató que el grupo de uniformados persiguió a Arvizú y a sus amigos por varias calles e hicieron cinco disparos de fusil AK.

“A mi muchacho lo dejaron tirado como animal y lo llevaron en la patrulla al Hospital España, y se encuentra grave en el “Lenín Fonseca”, de Managua”, dijo José Laureano Arvizú Gómez, padre del herido.

El progenitor presentó como evidencia dos casquillos de bala de fusil AK y mostró las manchas de sangre que quedaron en la calle donde cayó su vástago, quien según él no tiene problemas con la justicia.

La versión de la Policía

Dos adolescentes detenidos por miembros de la patrulla dijeron desconocer el motivo para ser agredidos por los uniformados, quienes según ellos hicieron uso irracional de la fuerza.

El comisionado Lee Edwin López, jefe departamental interino de la Policía de Chinandega, dijo que seis miembros de la patrulla 305 de Seguridad Pública vigilaban en el reparto Carmita, cuando encontraron a veinte jóvenes en actitud agresiva.

“Los miembros de la patrulla hacían una inspección rutinaria, cuando se corrieron 17 jóvenes; un policía quedó en la custodia de tres, uno hirió con un machete al policía Jorge Isaac Campos Ney, quien intentó arrebatar el fusil de reglamento al policía Chavarría, quien en una acción circunstancial impactó con un disparo al joven Arvizú Peralta, quien manejaba una bicicleta”, expresó el oficial.

La oficina de Asuntos Internos investiga el hecho, y el policía que disparó está suspendido hasta que concluyan las indagaciones.