José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

EL RAMA
Félix Fernández Jirón, de 41 años, quien habitaba en la comarca Montes de Oro, del municipio de El Rama, falleció de un balazo en la cabeza, mismo que “sin querer” le propinó Pedro Jarquín, cuando circulaba por la carretera en pleno poblado de Presilla, municipio de Muelle de los Bueyes.

Todo ocurrió cuando Pedro Jarquín salía de un bar del mismo poblado y al calor del licor sacó su pistola y sin meditarlo hizo tres disparos, uno de los cuales se alojó en la cabeza de la víctima, quien cayó abatido.

Otras personas que se movilizaban por el lugar le brindaron auxilio a Fernández Jirón, trasladándolo a un centro asistencial, pero por su estado delicado fue remitido al Hospital de Juigalpa, donde falleció a las cinco de la mañana del domingo ocho de febrero. El cuerpo fue entregado a los familiares y llevado hasta su lugar de origen para darle cristiana sepultura.

La Policía Nacional puso tras las rejas al victimario, quien expresó que él no tuvo intensión de quitarle la vida a Félix Fernández, a quien no conocía ni tenía enemistad con él, pero de todos modos Pedro Joaquín amaneció “sudando la goma” tras las rejas.

El Ministerio público lo acusó por homicidio imprudente, confirmó el capitán Román Benítez, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional de Zelaya Central.