•  |
  •  |
  • END

Ayer, los nombres de los hermanos Saúl y Ramón Alex Centeno Roque volvieron a “resonar” en los juzgados, porque el abogado Sergio Rafael Morales Masis renunció a seguir defendiéndolos por estafa y otros delitos en perjuicio del Estado de Nicaragua e Interbank, ya que no le han pagado ni un centavo por sus servicios profesionales y no está dispuesto a seguir subsidiándolos.

Morales presentó un escrito en la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua, explicando que defendía oficiosamente a Saúl Centeno, pero para Ramón Alex había sido contratado como defensor privado, sin embargo, pese a que contestó agravios hace varios meses y para ello tuvo que leer 13 mil 586 folios que tenía el expediente del caso, nunca vio ni un centavo.

Él dice que lo menos que cuesta una expresión de agravios en un caso de ese calibre es 5,000 dólares.

El abogado explicó a los magistrados de la Sala Uno del Tribunal de Apelaciones que Ramón Alex Centeno Roque “ni siquiera se ha dignado en pagarme gastos de combustible, papelería, levantado de texto, impresiones y fotocopias de escritos varios presentados a su favor ante esta sala y a favor de su hermano Saúl, quien se encuentra fuera del país”.

“Considero una injusticia estar subsidiando de mi bolsillo a personas que tienen posibilidades económicas para pagar quien los defienda, máxime si tomamos en consideración que el caso que nos ocupa es millonario”, dice finalmente el escrito que presentó Morales en la Sala Penal Uno.

No fue posible ubicar a los Centeno para conocer su versión sobre el cobro público que les hizo Sergio Morales porque el otro abogado que ellos tenían, Gustavo Sirias, ya no trabaja con ellos sino para una oficina gubernamental.