•  |
  •  |
  • END

Con lágrimas que rodaban por sus mejías e implorando perdón estaba a las puertas de la Estación Uno de la Policía, Elvis Antonio Oviedo Vega, de 18 años, quien fue denunciado y apresado por haber apedreado la casa de una de sus vecinas.

Varios reos solicitaron a gritos que no lo dejaran en libertad, porque adentro lo estaban esperando, pero las súplicas de Oviedo surtieron efecto y su denunciante sólo lo hizo firmar un documento donde se compromete a no molestarla más.

Oviedo llegó hasta la casa de su vecina identificada sólo como Xiomara, reclamándole un teléfono celular que había empeñado en 150 córdobas.

Luego comenzó a tirar piedras en la vivienda ubicada en la Zona Siete del Municipio de Ciudad Sandino, ignorando que en el patio estaban una anciana y una niña a quienes pudo haber lesionado.