•  |
  •  |
  • END

PEÑAS BLANCAS, RIVAS
La Policía Nacional asestó la noche del jueves otro “golpe” al narcotráfico internacional, al incautar en el puesto fronterizo de Peñas Blancas poco más de 83 kilos de cocaína que estaban ocultos en el tornamesa de un furgón que transportaba de Costa Rica a Guatemala un cargamento de 1,650 bolsas de leche descremada.

De acuerdo con el informe brindado por la vocera de la Policía de Rivas, capitana Luisa Amalia Chavarría, el pesado vehículo era conducido por el guatemalteco Carlos Enrique Gavez Reyes, de 25 años, quien se encuentra tras las rejas de las celdas preventivas de esta ciudad, ya que será procesado por tráfico internacional de estupefacientes.

Según Chavarría, el guatemalteco ingresó al complejo aduanero de Peñas Blancas poco antes de las seis de la tarde y al trasladar el furgón al área de inspección que la Policía mantiene en este puesto fronterizo, detectaron una extraña tapa metálica en el tornamesa, que es la parte que une al cabezal con la rastra.

La tapa era sujetada por cuatro tornillos y cuando éstos fueron removidos encontraron 72 paquetes de cocaína, con un peso de 83 kilos con 93 gramos. Según Chavarría, la placa del cabezal es C0223.

Cabe señalar que en lo que va del año, éste es el tercer “quiebre” que realiza en territorio rivense, ya que el 26 de enero se realizó un operativo en Sapoá, Cárdenas, en el que se ocupó 68 kilos con 764 gramos, y el seis de este mes se detectó en Peñas Blancas un furgón en el que se trasegaban 47 kilos de la misma droga.