•  |
  •  |
  • END

SAN JORGE, RIVAS
En una doble tragedia se vio envuelta una humilde familia que habita frente a las costas del sector sur del balneario de San Jorge. En este lamentable suceso, un ciudadano de 29 años decidió quitarse la vida ahogándose en las aguas del Gran Lago, mientras que su hermano menor se encuentra en delicado estado de salud en el hospital de Rivas, producto de una estocada que le propinó un sujeto que aún goza de libertad. El hombre que extrañamente decidió quitarse la vida ayer dentro del lago fue Rolando César Guadamuz, quien inicialmente anduvo tras el paradero de Marvin Castellón, para vengar la estocada que le propinó a Nelson Guadamuz.

Sin embargo, como no dio con el paradero del agresor de su hermano, decidió introducirse al lago entre las diez y once de la mañana y finalmente optó por ahogarse pese a ser un excelente nadador, confirmó su hermana mayor, María Verónica.

La hermana de las víctimas cree que la tragedia es producto de la falta de justicia que existe en el país, “ya que Rolando César no soportaba ver en libertad al hombre que tiene entre la vida y la muerte a mi otro hermano, Nelson”, agrega.

María Verónica explicó que el tormento que ellos viven inició a altas horas de la noche del seis de febrero, cuando Nelson se encontraba en el centro de diversiones Sol y Arena, y llegó Marvin Castellón a arrebatarle dos cervezas, por lo que surgió una discusión que culminó cuando el último le propinó una estocada que le perforó el pulmón derecho.

Pese a lo delicado del caso un juez del Juzgado del Distrito Penal Audiencias de Rivas otorgó arresto domiciliar al agresor, lo cual no fue del agrado de la familia Guadamuz, y en especial de Rolando César, quien desde el miércoles buscaba afanosamente al agresor de su hermano, ya que supuestamente no soportaba verlo en libertad, pero al no localizarlo decidió quitarse la vida, mientras su hermano lucha por la de él, en el hospital rivense.