Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Pese a que la infancia es alegría, una niña que ahora tiene diez años siente rabia, miedo y tristeza por su propio padre, quien supuestamente la abusó tocándole sus partes íntimas dos años consecutivos, por lo que ahora la pequeña tiene lesiones sicológicas graves y vive en un albergue, donde recibe atención especializada.

El Juez Séptimo Penal de Audiencias admitió la acusación que la fiscal Matilde Villanueva presentó contra el sujeto de 34 años de iniciales S.A.P., y le decretó la prisión preventiva, medida que revisará el 19 de febrero, en la audiencia inicial del proceso por abusos y lesión sicológica.

El 14 de mayo de 2008 se descubrió este hecho, cuando la mamá de la niña llegó, encontró a su marido encerrado con la menor, se tardó en abrir la puerta de la vivienda, cuando lo hizo estaba todo sudado y la niña lloraba y tenía la falda desabotonada.

La víctima reveló que su propio padre le tocó la vagina y el ano con su boca y pene, pese a que le rogó: “Ay, papito, no me hagás eso que me duele”, pero el hombre lo que dijo fue: “Si aguantás te doy cien córdobas”.

Hay dos dictámenes médicos que confirman los tocamientos y el trauma emocional.

La madre de la menor reveló que la niña no fue reconocida por su marido, de quien se separó un tiempo, pero regresó con él, sólo para que ocurriera la tragedia.

Se ignora si el hombre cometió el delito en venganza de su mujer, porque creía que la menor no era suya.