•  |
  •  |
  • END

Dos de los cuatro acusados por el atraco en la Floristería Osejo no pudieron ocultar su sonrisa cuando la juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco Batres, se declaró incompetente para juzgarlos como adultos y los remitió a un juzgado para adolescentes, donde decidirán si admiten o no la acusación contra ellos.

Las partidas de nacimiento de Alexander Ramírez Martínez y José Alejandro Cano Castro revelan que tienen 17 y 16 años, respectivamente. El primero nació el 31 de mayo de 1992 y el segundo el primero de noviembre del mismo año.

A los otros dos imputados por robo agravado y portación y uso ilegal de armas de fuego, Harvin Rigoberto Zapata Fariña y Hugo Orlando Miranda, se les decretó la prisión preventiva, y tienen que comparecer nuevamente ante la juez Casco este 25 de febrero, a las diez de la mañana.

Según la acusación que presentó la Fiscal Giselle Borgen, el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, los acusados y un desconocido se presentaron a la floristería, ubicada 150 metros al sur de Enel Central, a bordo de un carro Hyundai, placas M00407, luego uno de los menores amenazó con un arma al personal y gritó: “¡Esto es un asalto, entreguen todo el dinero!”.

Víctima se revela

Luis Inocente Guatemala entregó los 2,500 córdobas que estaban en la caja, mientras el otro menor intimidaba con un arma a los empleados, momento en el que Ricardo Antonio Medina forcejeó con el que tenía la pistola, se la quitó y luego les disparó a todos, pero sólo hirió al “niño” que desarmó.

Los sospechosos salieron huyendo del local, pero un taxista dio avisó a una patrulla y varios agentes siguieron a los presuntos atracadores, quienes fueron arrestados en las colinas del barrio “Memorial Sandino”.

A Zapata, a Miranda y a uno de los dos menores, la Policía les ocupó tres armas de fuego con cinco proyectiles sin portación legal y un carro en el que llegaron y huyeron de la floristería.