•  |
  •  |
  • END

SAN JUAN DEL SUR, RIVAS
Tremendo susto se llevaron el mediodía de ayer los conductores de vehículos que circulaban por la entrada del municipio de San Juan del Sur, ya que un camión que bajó la cuesta de esa ciudad turística, cargado de arena, perdió por causas aún desconocidas el sistema de frenos y por ende el conductor, Leoncio Bustos, de 58 años, no pudo hacer nada para esquivar los autos presentes en la vía.

El susto también fue extensivo para pobladores que viven a la orilla de la carretera y para dos ciclistas, que al ver al camión sin control y arrastrando lo que estuviera enfrente, optaron por bajar de sus bicicletas y salir huyendo para salvar sus vidas, ya que de lo contrario la historia fuera otra, pues las bicicletas quedaron inservibles, luego que el pesado vehículo pasó sobre ellas.

Según versión de don Leoncio, en sus 35 años como conductor nunca le había ocurrido algo similar. Explicó que la carga de arena la traía de Nandaime y al bajar la cuesta se percató de que la llanta delantera izquierda estaba baja de aire, por lo que al pasar frente al Barrio Nuevo buscó cómo aparcarse a un lado de la carretera.

Sin estudiantes

El asustado conductor detalló que en ese momento ingresó del Barrio Nuevo a la carretera, el microbús escolar placas RI 2938, que por fortuna iba sin estudiantes, y para no impactarlo invadió el carril contrarió.

Ese fue el inicio de las colisiones múltiples, ya que según el conductor del camión, la buseta escolar le impactó la zona donde están instalados los chimbos de los frenos de aire, y al quedar sin frenos pasó impactando levemente la orilla izquierda de otra buseta que estaba aparcada y luego dio contra la parte trasera del microbús que salió del Barrio Nuevo.

Tras ser fuertemente impactada, la buseta escolar roja, placas 2938, salió de la pista y fue a dar contra la pared de una pulpería. En tanto el camión continuaba su marcha y según el testigo Léster Fonseca, después de impactar a las busetas, arrastró un taxi placas RI411, que quedó fuera de la vía, con la parte delantera totalmente dañada.

Luego fueron impactadas las bicicletas y las dos motocicletas que estaban aparcadas, ya que muchos pobladores andaban almorzando a esa hora y tenían sus medios de transporte a la orilla de la carretera.

Otro vehículo que resultó averiado fue el placas RI 3309, el cual al ser impactado por la parte trasera realizó un giro de 360 grados y fue a dar contra el pequeño camión placas RI, 0945, que estaba aparcado en sentido direccional de oeste a este.

Posteriormente el camión culminó su marcha frente a los juzgados de esta ciudad y quedó con las llantas completamente dañadas, al igual que los aros y la parte delantera.