• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Contra la pared está Luis Adolfo Castillo Torres después que la Fiscalía logró incorporar como testigo al taxista, Pablo Flores Alemán, testigo presencial del accidente donde el primero atropelló a cuatro personas con resultado de dos muertos y dos lesionados de gravedad.

En el fatal accidente perdieron la vida de manera inmediata Elieth Watson Gordon y Edwin Téllez Urbina, y resultaron lesionados de gravedad Jemina Gordon Bustillo y Carlos José Navas. Jemina Gordón a la fecha permanece en silla de ruedas.

Pablo Flores , es el taxista a quien Luis Adolfo Castillo aventajó en las primeras horas de la madrugada del pasado 1 de octubre donde fue el cruce de los rieles en Sabana Grande media cuadra al este.

El testigo dirá en el juicio programado para el próximo 19 de diciembre, que Castillo después de aventajarlo con su automóvil azul, placas M180067 fue a impactar contra el carro matrícula GR 2134.

El mismo testigo propuesto como prueba sobrevenida, porque no había sido localizado por las autoridades dirá en el juicio que él ayudó a sacar debajo del vehículo conducido por Castillo uno de los cadáveres.

Al brindar su testimonio ante el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de la capital, Carlos Silva Pedroza, Pablo Flores Alemán también dirá que el armado de un trozo de hierro impidió que el causante de la desgracia huyera del lugar.

Castillo la madrugada de la desgracia conducía de manera temeraria y bajo los efectos del alcohol, según el informe de la Policía de Tránsito que respalda la acusación del Ministerio Público.

El acusado manejaba con 1.47 grados de alcohol por cada litro de sangre cuando lo permitido es 0.5, refiere el informe policial.