•  |
  •  |
  • END

Pandilleros del barrio Santa Clara, también conocido como “Domitila Lugo”, incendiaron la casa de Yader Leiva Hernández, en represalia por la muerte de Wilber Antonio Salinas Torres, quien la tarde del lunes fue ultimado de un certero impacto de bala en la tetilla izquierda.

Julio Tenorio, vocero de la Dirección General de Bomberos, confirmó que el fuego en la casa de Leiva Hernández fue provocado, y que el mismo es atribuido a los amigos de Salinas, quien también era conocido con el singular mote de “La Chica Súper Poderosa”.

El portavoz bomberil respalda su afirmación con el testimonio de los vecinos de la casa de Leiva, quienes señalan a los amigos de Salinas como los causantes del siniestro.

La casa donde vivía el supuesto victimario de “La Chica Súper Poderosa” fue quemada mientras él era velado en la casa de su abuela materna, en el mismo barrio Santa Clara.

Homicida dejó botado su carné
Xiomara González, tía de Wilber Antonio Salinas, dijo que ella estaba viendo televisión cuando escuchó en el patio de su casa una detonación similar al estallido de un triquitraque. Según González, el presunto homicida siguió hasta la casa a su sobrino a bordo de una bicicleta y disparó en presencia de una anciana y de dos niños.

Para las autoridades, la identificación del presunto homicida fue fácil, porque al huir éste botó su carné.

Antes de matar a “La Chica Súper Poderosa” en el patio de la casa de Xiomara González, tía materna de Salinas, el supuesto victimario le propinó al muchacho varios puntapiés en un parque cercano a la escena del crimen. María González, bisabuela de Salinas, confirmó que éste era inhalante de pega, y probablemente quien lo mató tuvo alguna razón para hacerlo.

El capitán Wilfredo Valdivia, vocero de la Estación Cuatro de la Policía, dijo que el presunto autor del crimen todavía no ha sido capturado.

Al referirse al móvil del hecho, el capitán Valdivia expresó que el mismo podrá establecerse hasta que concluyan las investigaciones.