Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

RÍO BLANCO, MATAGALPA
Tomando una cerveza en un bar de Río Blanco se encontraba Víctor Mora, de 35 años, cuando recibió un fulminante tiro en el cuello de parte de un sujeto aún no identificado.

El hecho se registró a las nueve de la noche del lunes, en el Bar Fátima, cuando Mora llegó y pidió una cerveza. Ése sería el último acto de su vida, pues de pronto un desconocido llegó al local y le realizó el disparo para luego desaparecer como por arte de magia.

Según las declaraciones brindadas a la Policía por la dueña del bar, ubicado en el Barrio 380 del poblado de Río Blanco, Fátima del Rosario López Borge, la víctima fue sorprendida por el desconocido, que se sentó en una mesa cercana y pidió un servicio de comida, por lo que ella se fue a preparar el platillo.

Mientras cocinaba, Fátima del Rosario escuchó un disparo, por lo que salió al salón para ver qué había pasado, pero sólo encontró a Víctor inmóvil y tumbado sobre la mesa que ocupaba, con un disparo en el cuello, mientras que el desconocido había desaparecido, sin dejar rastro.

Fátima pidió ayuda y fue asistida por dos personas que trasladaron al herido al centro de salud de la localidad, en un intento por salvarle la vida, pero todo fue en vano… Víctor falleció antes de llegar al centro asistencial.

Un equipo de investigación de la Policía de la localidad se presentó al lugar del crimen para realizar las investigaciones necesarias y tratar de dar con el autor de este hecho sangriento.