•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Investigadores y detectives de la Policía esteliana profundizan en el proceso de indagaciones para capturar a tres hombres, todos menores de 30 años, que son señalados por una joven de golpearla y mancillarla en plena vía pública.

La vida de la joven esteliana ha quedado marcada por las huellas de los golpes y del sufrimiento desde el momento que fue brutalmente llevada bajo un puente, donde tres elementos la violaron. 

Ella, entre las nueve y las diez de la noche, retornaba de su trabajo hacia su hogar, ubicado en un barrio de la zona noreste suburbana de la ciudad de Estelí, cuando tres desconocidos que aparentemente sabían de su itinerario, le salieron al paso.

PIDE CAPTURA

“Yo exijo que se haga justicia para que estos tipos no vuelvan a hacer lo mismo con otra mujer”, dijo la afectada de 21 años de edad y quien laboraba como auxiliar del hogar.

“Caminaba sola, a orilla de la vía, cuando de repente me salieron y me taparon la boca, como me resistí e intenté gritar, me dieron a puño cerrado golpes en la cabeza, en la parte de la cara, hasta que yo no supe nada”, acotó llorando y con golpes evidentes en el lado izquierdo de su rostro y con un enorme coágulo de sangre en el ojo del mismo sitio.

Dijo que en los supuestos violadores esperaron el momento preciso en que no pasara algún peatón o alguien en vehículo.

“Debido a los golpes me desmayé y cuando desperté ya estaba sin mi ropa y ellos ya no estaban en el lugar”. La víctima es madre trabajadora y algunos vecinos, luego que llegó a la casa, acudieron a la delegación policial para interponer la denuncia.

La Policía, según la madre de la víctima, llegó horas después a inspeccionar el lugar y cuentan como evidencia con la vestimenta rasgada, el dictamen médico y el testimonio de la afectada.

Los familiares de la afectada presumen que los violadores son originarios de lugares próximos al barrio, pero hasta la tarde de este lunes no habían sido capturados. Los supuestos abusadores, según se conoció la tarde de ayer, son adultos y dos ellos laboran en una empresa tabacalera.

La presunta afectada formuló un llamado a las demás jóvenes para que tomen las medidas de seguridad correspondientes y evitar que en el futuro sean víctimas de depredadores sexuales. 

La madre de la joven está preocupada por lo sucedido y pidió a las autoridades que actúen pronto para hacer efectiva la detención de los aludidos, porque son un peligro para la sociedad.

La familia teme que algo malo puedan hacer contra ella por represalia.

A la joven agredida la llevaron a realizar los chequeos médicos respectivos ante los especialistas de medicina forense.

Sollozando, la víctima detalló que uno de sus agresores vive en una zona cercana (en la parte este del barrio) y los otros dos en el área norte, también cree que una mujer protege a los supuestos violadores.

Por su parte, Gerardo Rugama Galeano, el responsable de seguridad ciudadana del barrio donde vive la familia de la muchacha abusada, dijo que esos hechos evidencian el nivel de inseguridad que hay en el sector.