•   Chontales  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

"Ay, me siento mal", estas fueron las últimas palabras  de Nicoll Morales Mejía, de 15 años,  antes de sufrir un infarto fulminante en una fiesta de bachillerato a la cual asistió como invitada, en el municipio de Acoyapa, departamento de Chontales.

El suceso se registró la noche del sábado recién pasado en el  club hípico de la ciudad, cuando la adolescente estaba bailando con un amigo en la fiesta de graduación de los estudiantes de quinto años del Instituto San Sebastián.

"Ella cayó al suelo y se golpeó la cabeza, luego comenzó a convulsionar. Un doctor la trasladó en una camioneta al centro de salud, (pero) luego nos dimos cuenta que se murió”, contó Yamaris Duarte, quien también estaba en la celebración.

Una trabajadora  del centro de salud de Acoyapa aseguró que el diagnóstico que emitió el doctor Julio Osorno, quien atendió a Morales Mejía, es que esta murió por “infarto emocional” y que cuando llegó al centro de salud ya no había nada que hacer.