•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

María Auxiliadora Baltodano, de 43 años, murió la mañana de este miércoles, luego de permanecer dos días hospitalizada por un impacto de bala que recibió la madrugada del pasado lunes mientras dormía en su casa en Diriamba.

Desde ese día, Baltodano estuvo ingresada en el Hospital Regional Santiago, de Jinotepe. Los disparos, de los cuales uno entró por su cadera y tocó una arteria de su pierna derecha, fueron realizados por personas aún no identificadas que se presentaron afuera de su vivienda sin ninguna explicación.

Habitantes del barrio La Libertad, en Diriamba, donde vivía la mujer, se encuentran indignados por este hecho y reclaman que la Policía Nacional no ha dado ninguna declaración ni ha detenido a ninguna persona sospechosa. 

"Mañana en el entierro marcharemos, todo el barrio de la Libertad, porque este caso no puede quedar impune, el miedo no puede invadir a los habitantes de este barrio, hoy pudo ser ella mañana pueden ser sus hijos o su esposo y no lo vamos a permitir", dijo María González, habitante del barrio La Libertad.

El esposo de la víctima, Marlon Antonio Zelaya, quien quedó a cargo de los 4 hijos que procrearon, sostiene que las responsables por lo que le pasó a su cónyuge son una tía y primas de él

"Que manden a traer a mi tía y a mi prima, ellas están en los Estados Unidos, porque no retiro lo dicho, ellas son las únicas responsables de la muerte de mi esposa, así que pedimos justicia, porque no voy a descansar hasta que se esclarezca este caso, la muerte de mi mujer no puede quedar impune", expresó.

El entierro de María Auxiliadora Baltodano se realizará la mañana de este jueves, pero antes realizarán una marcha que saldrá de la iglesia San Caralampio, luego irá a la delegación de la Policía Nacional y terminará en el cementerio municipal.